Noticias

Lo último y destacado lo lees en Vega

Jueves, 26 Diciembre 2013 09:06

Esa indómita luz llamada Charly García

El libro "No digas nada. Una vida de Charly García" -publicado en 1997 y reeditado en 2007- vuelve ahora a las librerías en una versión aumentada, donde su autor, el periodista Sergio Marchi, revisa sus años junto al compositor, pianista y cantante, nombre fundamental para comprender la historia del rock argentino.

La biografía, publicada por Sudamericana, es el resultado de un intenso período de la vida de Marchi, siguiendo los pasos de alguien aún más intenso: Carlos Alberto García Moreno, mundialmente conocido como Charly, extraordinario músico, letrista y melodista, autor de canciones que ya son parte de nuestra realidad cotidiana.

Marchi, especializado en la cultura del rock, siguió a todos lados entre 1993 y 1997 al autor de "Piano Bar" para plasmar los avatares de su carrera: sus comienzos en el hippismo con Sui Generis, el quiebre progresivo de La Máquina de Hacer Pájaros, la innovación que significó Serú Girán, y su consagración como solista.

Pero el libro no sólo da cuenta de la formación de esas bandas fundacionales del rock nacional, sino que se mete con el Charly más polémico: los excesos, las internaciones, las peleas, los reencuentros y las crisis de un artista total que hizo de su vida una obra atravesada por el amor, el dolor y la reinvención, que lleva más de 40 años de producción.

"Este libro es una experiencia propia, pero recién ahora lo puedo ver así; en su momento era simplemente lo que pasaba durante el día: desayunar, ir al diario, volver, llamar a Charly. Si estaba, me iba para su casa, estaba a una cuadra, cruzaba la calle y listo", cuenta Marchi a Télam.

Y explica: "Ahora que lo veo, el libro parece muy poderoso, pero no por lo que yo hice, sino por el libro en sí. Creo que los libros tienen vida propia. Con este me pasó algo que no puedo explicar. En principio yo quería ir escribiendo a medida que atravesaba cosas con Charly, pero me daba cuenta que no podía, chocaba contra la pared".

"Hasta que en un momento -continúa-, frente a la computadora, cuando recién salía Windows, me cayó la ficha. Fue un efecto dominó. En seis meses lo terminé, casi en trance. El libro es algo más grande que yo, no que Charly, pero sí es una parte importante de él. Es su biografía y él, un poco, la ningunea, pero eso es muy
típico de Charly".

Télam: ¿Cómo encaraste la biografía?
Marchi: En principio, me puse la camiseta del afecto, una camiseta que defendí enceguecidamente en ese momento. Ahora, en cambio, hay cosas que defiendo y otras que no. Mi mirada sobre Charly ha sido cada vez más crítica, y creo que él debe notar eso, y no le gusta, él prefiere la adoración total.
Este libro tiene una magia especial, cuando lo empecé no tenía ni idea de cómo hacer un libro, supuse que era como una nota, pero más larga, y así le metí. Mi idea era pasar tiempo con Charly y dejar que las cosas se fueran dando, no imaginé que se iba a manifestar con tanta fuerza.

T: ¿Se puede entender el rock nacional sin Charly?
M: Muchas veces se piensa que una figura del rock se circunscribe a su propio sistema solar, y no es así. El terreno del rock no es nada menos que la vida misma. El campo de acción de Charly es el rock, pero él también puede pintar, dibujar o hacer un libro-objeto como el que hizo, "Líneas paralelas".

T: Detrás de esa figura tan controversial, ¿hay un creadorsolitario?
M: Charly siempre me decía que le gustaba mi papel porque era, primero, el de testigo -después eso me quedó chico porque la vida me metió en un baile infernal con él-, luego el de traductor, porque yo podía captar la intención de lo que quería decir en un balbuceo. Ahora, lo que puedo entender es que, después de la muerte de Spinetta, Charly se debe sentir mucho más solo.
A los dos nos pasó una cosa muy similar, a pesar de estar alejados. Además de Spinetta, se murió Badía, y eran personas muy importantes para los dos, por distintas razones. Spinetta era su compañero, ambos ocupan el lugar más importante del rock argentino. Y Badía era la seguridad, un tipo que te dejaba volar y te hacía el aguante desde abajo.

T: En el libro aparece una interesante reflexión de Charly que dice algo así como que "The Wall" de Pink Floyd es "Rasguña las piedras", pero después, ¿su búsqueda fue siempre conceptual?
M: Lo de Charly es "constant concept": piensa en algo y enseguida piensa en qué va con ese algo. Eso es inherente a él. Es
un artista de raza, y creo que sigue teniendo grandes ideas, sólo que no quiere bajarlas a canciones nuevas, quizás por una cuestión de seguridad.

T: ¿Y cómo lo ves hoy a Charly?
M: Hoy lo veo por televisión, es otra cosa, muy diferente a las charlas íntimas. En un mano a mano con Charly te morís de risa.
Tengo 33 micros grabados por él hablando de música para un programa que yo tenía en Continental, y era muy divertido escucharlo hablar. El Charly que me gusta es ese, el que no busca justificarse, sino el que disfruta de la música.

T: ¿Cómo te fue con este libro?
M: Tuve recepciones muy buenas, muchos chicos que me dijeron que fue su primer lectura y que por él empezaron a leer otros libros. En algún punto, quise que fuera como los libros de aventuras de Emilio Salgari. Aunque sea mi único libro en primera persona, yo desaparezco, soy el lector.

T: ¿Hay una canción de Charly García para cada momento de la vida?
M: No sólo eso, hay una canción de Charly para cada momento de tu vida. Esa es la diferencia. En Charly está el genio, pero también, cuando se tropieza, aparece el otro, alguien que es un poco como vos y como yo. Siempre se reinventa, le explota todo alrededor, y el tipo, chamuscado, sigue adelante.

T: ¿Algún disco favorito?
M: "Clics modernos" (1983), me acuerdo que causó mucha controversia, pero no sé por qué. Fue una explosión de felicidad.

30 años más tarde, es un disco que le pasa el trapo a todos lo que salieron después de Charly y otros artistas. Ahí, García retrató como nadie el gran salto hacia adelante que significaba la democracia.

Medios

Información adicional

monitoreo

caba

Noticias Soompi.com

Vega Radio 95.3 Buenos Aires, Argentina. © 2021 All rights reserved - contacto@vegaradio.com