Vega Rewind | U2 - Sunday Bloody Sunday

Vega Rewind | U2 - Sunday Bloody Sunday

Si preguntamos cuál fue el Domingo Sangriento, mucha gente hablará del 30 de enero de 1972, cuando en Londonderry, Irlanda del Norte, murieron 14 personas por los disparos efectuados por paracaidistas británicos. Una manifestación había tenido lugar antes de la tragedia. Y este domingo será posiblemente el más mencionado en nuestra encuesta gracias a la canción "Sunday, Bloody Sunday" del grupo irlandés U2. Sin duda, uno de sus mayores éxitos.

03/03

Si preguntamos cuál fue el Domingo Sangriento, mucha gente hablará del 30 de enero de 1972, cuando en Londonderry, Irlanda del Norte, murieron 14 personas por los disparos efectuados por paracaidistas británicos. Una manifestación había tenido lugar antes de la tragedia. Y este domingo será posiblemente el más mencionado en nuestra encuesta gracias a la canción “Sunday, Bloody Sunday” del grupo irlandés U2. Sin duda, uno de sus mayores éxitos.

Sunday Bloody Sunday es la canción de apertura y tercer sencillo del álbum War (1983), es una de las principales de U2, siendo utilizada reiteradamente por ellos en conciertos en vivo desde la fecha de su lanzamiento.

La canción se desarrolló a partir de un riff de guitarra y una letra escritos por The Edge en 1982. Mientras que Bono y su esposa Ali Hewson se encontraban de luna de miel en Jamaica, The Edge trabajaba en el nuevo álbum de la banda. Después de una discusión con su novia, y estando en un periodo de dudas sobre sus habilidades como escritor musical, The Edge canalizó su miedo y frustración en una pieza musical. El esbozo creado por el guitarrista no tenía aún un nombre o una melodía de estribillo, pero sí una estructura y una temática.

Después de que Bono trabajara en las letras, la banda grabó la canción en los Windmill Lane Studios en Dublín. Durante las sesiones de grabación, el productor Steve Lillywhite recomendó al baterista Larry Mullen Jr. el uso de un click track, pero Mullen se opuso firmemente a la idea. Sin embargo, una reunión con Andy Newmark (de Sly & the Family Stone) — un baterista que usaba el click track frecuentemente - hizo cambiar de opinión a Mullen. Un violinista local, Steve Wickham, se acercó una mañana a The Edge en una parada de bus, y le preguntó si U2 necesitaba algún violín para su siguiente álbum; en sólo medio día, el violín eléctrico de Wickham se convirtió en el último añadido instrumental a la canción.

Actualmente "Sunday Bloody Sunday" es ubicada por los críticos entre las mejores canciones de protesta política y ha sido versionada por más de una docena de artistas. La revista Rolling Stone la situó en el puesto 268 en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.